Las redes sociales de la Iglesia

Comunicado del Arzobispo

SIN FORTALEZA ES IMPOSIBLE VENCER EL MAL Y MEJORAR

Comunicado

Enero 14 de 2018.

Ante las contrariedades de la vida no es difícil bajar los brazos, más cuando la corrupción, la violencia y la criminalidad parecen rebasar nuestra capacidad de respuesta; entonces nos sentimos impotentes, nos parece que cualquier esfuerzo sirve muy poco y es casi inútil luchar por mejorar nuestra sociedad; ¡Nada más falso y peligroso!. Nos urge cultivar la fortaleza; es la virtud y valor que anima a afrontar los obstáculos y conflictos de la vida, es la fuerza que mueve a realizar lo que parece imposible.

Quien no tiene fortaleza, pronto se desmoraliza y se rinde ante las dificultades y problemas de la vida; teme cualquier oposición y crítica, vive inseguro, se guía por lo que piensan y hacen los demás, se refugia en la evasión y cae en la mediocridad. Los grandes hombres y mujeres se forjaron en dificultades y desafíos, nunca en la comodidad o en una vida fácil; los grandes médicos, en la investigación y lucha contra las enfermedades graves; Ghandi, Mandela, Martin Luther King y Malala, en la lucha no violenta y paciente contra la injusticia; ellos, mirando el bien de los demás, se negaron a bajar los brazos y a permanecer caídos. La máxima prueba de fortaleza y de amor es el martirio.

Cuando se carece de fortaleza interior, se acude a la fuerza de las armas, de la mentira, a la corrupción y a la violencia; tarde o temprano se cae en posturas radicales, en alianzas de intereses o de poder; es la tierra fértil para la violencia, la corrupción y la inseguridad; lleva a desastres sociales. Quienes cultivan la fortaleza pueden afrontar con entereza las enfermedades, los conflictos y soportar injusticias; son personas que se levantan tantas veces cuantas son  derribadas; si pierden una batalla, se reaniman y se ponen en pie; si ganan, se preparan para otra victoria mayor, como los buenos atletas.

La fortaleza no quita los desafíos y problemas de la vida, pero sí se robustece y madura en las dificultades, da la fuerza interior para afrontarlas, resolverlas o para sobrellevarlas con entereza. No basta tener disponibilidad y buenos proyectos; de poco o nada servirán si no cultivamos la honestidad y fortaleza interior; una persona puede tener buena intención y técnica de continuar compitiendo en una carrera, pero si sus piernas ya no dan más, ya no camina bien y puede desvanecerse. Así nos puede pasar en la vida.

Los cristianos tenemos una respuesta clara y segura para vencer el mal; “Amen a sus enemigos y oren por los que los persiguen” (Mt. 5, 44). Para lograrlo, necesitamos intensificar la confianza en Dios y la vida de oración con el cultivo de la verdad, de la unidad y del bien hasta hacerlos vida; entonces podremos comprender y experimentar en carne propia la confianza en Cristo del apóstol Pablo: “Nos acosan por todas partes pero no estamos aplastados… somos perseguidos, pero no desamparados; derribados pero no aniquilados” (2 Cor. 4,8-9); Pablo sufre, pero se complace en sus debilidades: “Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2 Cor. 12,10). Es la fuerza de la fortaleza que tiene su cimiento firme en la humildad, en el amor y plena confianza en Dios.

Mi felicitación y aliento a tantos hombres y mujeres que tienen el valor de decir “no” o “sí” cuando esto comporta salvar la justicia, la verdad, la vida de personas y el bien de la comunidad. Continuaremos pidiendo al Señor que multiplique mensajeros y testigos de fortaleza en todos los sectores, sobre todo en el campo de la política, de la justicia, de la educación, de la economía, en la empresa y el mundo del trabajo, en los MCS y en los hogares. Sin fortaleza, nadie está dispuesto a enfrentar los peligros ni a soportar las adversidades y, por donde se pase, solo dejará mediocridad y huellas del mal.

Desde la fe, imploremos y cultivemos con paciencia y constancia la fortaleza; es el mensaje de la Virgen Santísima ante la cruz; ella nos enseñe a ser fuertes para estar como ella de pie ante la cruz. Con esta finalidad reitero la invitación a todos los cristianos de la Arquidiócesis a promover y preparar bien nuestra Jornada intensa de oración y sacrificio por la Reconstrucción, la Reconciliación y la Paz del país y de nuestro Estado de Oaxaca; será el próximo 25 de Enero, fiesta de la conversión de San Pablo.

+ José Luis Chávez Botello

Arzobispo de Antequera Oaxaca.

MISA DOMINICAL

DESDE LA CATEDRAL DE OAXACA

HOY CUMPLEN AÑOS:

Hoy no hay cumpleaños de nuestros sacerdotes

Arzobispo

 Mons. José Luis Chávez Botello

Los Pastores

element10

Ellos son los guías y pastores de este pueblo de Dios

Obispo Auxiliar

Gonzalo Alonso Calzada Guerrero

Recursos

La Sagrada Escritura

La Biblia, es la carta que Dios nos envia y marca el camino para ser felices.

Catecismo

El catecismo de la Iglesia Católica, es una síntesis de la Sagrada escritura y la tradición.

Santa Sede

Información desde El corazón de la Iglesia. Oficina de prensa. Centro Informativo Vaticano.

El Papa en México

El Papa Francisco, Vicario de Cristo y sucesor de San Pedro, nos visita. 12-18 de Febrero.

Las radios parroquiales

La voz de nuestras parroquias llevando el Evangelio y otras radios católicas mundiales.

Facebook

Más seguidores y amigos de Cristo.

Twitter

Twitter y los mensajes cortos e inmediatos.

Instagram

La imágenes de la fe

amoris

DESCARGAR O LEER EN LINEA

Exhortación apostólica post-sinodal “sobre el amor en la familia” titulada Amoris laetitia (“La alegría del amor”), documento que recoge los resultados de los dos Sínodos sobre la familia convocados por Papa Francisco en 2014 y 2015.